Historia del trabajo del mosaico romano. Técnicas de ejecución PDF Imprimir

En la construcción de un mosaico romano en época clásica, podían utilizarse distintas técnicas, en función de la variedad de métodos y de los diversos materiales empleados. A continuación se describen las principales técnicas para el mosaico romano.

Pavimento de mosaicos de piedra. Duomo de Spoleto. Italia.

“Opus alexandrinum o cosmatesco”, conjunto de pequeños fragmentos blancos y negros, en general cuadriláteros irregulares de escaso espesor, fragmentados en forma burda y haciendo dibujos sobre un fondo casi siempre unicolor (rojo). Se presta a muchos usos, hasta para la ornamentación de tabernáculos, rosetones y para la pavimentación. Este peculiar estilo de mosaico ornamental con incrustaciones fue introducido en el arte decorativo de Europa por un trabajador del mármol llamado Laurentius, nativo de Anagni. Laurentius aprendió su arte de maestros griegos y durante un tiempo siguió su método de trabajo. Sin embargo, al principio de su carrera se liberó de las tradiciones e influencias bizantinas, y trabajó según líneas originales y desarrolló un nuevo estilo de mosaico decorativo, de color y diseño vigorosos.

“Opus lapilli”, está constituido por pequeños guijarros de colores naturales, que componen el dibujo, normalmente cantos rodados.

Mosaico figurativo en la villa romana de La Olmeda, Pedrosa de la Vega. Palencia. Castilla y León.

“Opus musivum”, de donde procede la palabra mosaico, servía para revestimiento de paredes de una casa y bóvedas. Incluía teselas de pasta de vidrio que podían ser opacas y transparentes. Más tarde fueron utilizadas en la realización de pavimentos.

 

 

 


Tigre atacando al ternero (325–350 AD) de la Basilica de Junius Bassus en la colina Esquilina, Roma

 

“Opus sectile”, una obra compuesta por grandes fragmentos de diferentes tamaños y colores(porlo general de mármol) formando embaldosados o diseños artísticos de gran tamaño, cortados y ensamblados como una marquetería y que se pulimentaban con el uso. En los primeros momentos son los motivos geométricos los que triunfan y después se introdujeron motivos tanto florales como zoomorfos, alcanzándose el dominio técnico de este sistema.

 

“Opus scutulatum”, opus sectile hecho con rombos. (Creación propia. )

Panel ajedrezado.


“Opus signinum o lithóstroton”, origen de varias técnicas de morteros y estucos que se basan en la aplicación de diversas capas de granulometría decreciente. Era un pavimento impermeable, utilizado para terrazas y obras hídricas (cisternas, acueductos, aljibes...) Se preparaba con una parte de cal, otra de arena de río y otra de polvo de ladrillo (puzzolana). La primera capa, la más gruesa, se rellenaba con cascotes de ladrillo o balastro. La intermedia, menos gruesa, con cascotes o balastro más pequeño. La tercera, más fina, se hacía únicamente con mortero, sin balastro. Antes de que fraguase, se incrustaban teselas de diferentes colores formando un motivo generalmente sencillo. Por último, la superficie era bruñida con marmolina o polvo de ladrillo a muñeca, proporcionando el acabado final. Este pavimento no se realizaba únicamente en las casas, sino que también servía para hacer los caminos en los jardines.



Orfeo y las fieras. Perugia. Italia.

“Opus tesselatum”, realizados con teselas cúbicas, todas más o menos iguales (y de un tamaño máximo de dos centímetros de lado) creando mosaicos monocromos, (blanco y negro) o policromos. Estas teselas eran utilizadas para la realización de dibujos geométricos o figurativos. Los primeros indicios de este tipo de mosaicos son del siglo III a.C., usando materiales de diversa naturaleza (mármol, vidrio, cerámica, etc.)


Leer más

 

Languages

Arabic English French German Greek Italian Portuguese Turkish

Capturas